Semana 29 de 2008

Alguien debió avisarle. Pero quien va y le espeta a Ricardo III “Es la democracia, estúpido”. Montado en furia, vista nublada y con el ego a mil, Kirchner sitió la Casa de las Leyes, seguro de vencer. Palco insólito. Sin Cristina (esposa),pero con suegra (Ofelia) y cuñada (Giselle). Parafernalia de costumbre (trompetas, bombos y matones) y arenga con sintaxis de trinchera. A 5 kilómetros no había ejército alguno. Pero su despiste político lo especuló. O un miedo oculto lo imaginó. O su infantil picardía lo inventó. No habló: aulló. Quien cacarea de ser el concesionario de la defensa de los derechos humanos, peroró como militar. Sintaxis ripiosa. Frases de pólvora. Obuses como adjetivos. Tanto se “sacó” que al cuarto de millón de civiles reunidos en Palermo lo calificó de “golpista”, “grupo de tareas”, y “antipatria”. Su bélica soflama buscó enardecer a unas sufridas gentes del conurbano traídas “a la carta” para apoyar al líder más bizarro de la Argentina última. Como siempre, tratándose del visionario K, la realidad le jugó la mala pasada de no estar en su mira. A su  voceado caballito de batalla “Los del campo son gorilas” le respondía ajena y en silencio una pancarta alzada junto al monumento a las cuatro regiones argentinas. Poética y certera: “Somos tierra y su paisaje. Somos imborrables”. Allí, durante horas, se desarrolló una mayúscula y pacífica cita de reclamo legal. Alrededor del monumento que también lo es de lal Carta Magna. Solo la afiebrada cabeza de Kirchner (y la de alguna próxima soldadesca) insistía en fogonear como casus belli una división campociudad inexistente. Las banderas y voces del bosque de Palermo coincidían en la urgencia de ponerse a trabajar, adecentar normas y echar agobios y ripios a la banquina. Pero ya se sabe. Puede que Dios no sea argentino pero Shakespeare sí. Inflamó tanto el ego de K. que el gaznápiro acabó ofreciendo su reino por un voto. No escuchó ni a los otros ni a los suyos. Despreció la conseja del refranero. Ninguneó antiguos avisos de cordura. 3.000 años atrás los caldeos ya graffiteaban sus murallas con la advertencia “No aumentes tu destino”. Los carteles que más aplaudía K. eran los inspirados en su prédica falaz y frontal “Los del campo son gorilas”. El supermartes de la Semana 29 mostró al país partido en dos. Y el mimiércoles reunió a los 72  provincianos  del Senado que debían sacarlo del marasmo. Además de hipnótico espectáculo televisivo fue una vital transfusión de espíritu republicano que desde hace tiempo no recibía el cuerpo cívico del país. Que 36 voceros empardaran a otros 36 podría ser otro “error de la estadística” (según Borges). Pero lo que da certeza a la democracia es la existencia del 1, del impar, que permite direccionar lo que se estanca en cero. Ese 1 lo corporizó Julio Cobos como titular del Senado. Sus dramáticas frases dieron tras 23 minutos con la que en ejercicio de su dignidad devolvió a la ciudadanía su confianza. Así como a través del campesino Alfredo De Angeli muchos tomaron conciencia de que su país no es un programa de televisión, con Julio Cobos, recuperaron su confianza en que es posible detener la impunidad y ponerle coto a los actos del César de turno. Durante 120 días se vivió en la pegajosa duda social de no saber que depararía el futuro en los próximos 5 minutos. Lo sucedido probó que se puede recobrar el país. Que aunque uno anochezca en “bombo” puede amanecer en “ley”. Que solo basta con decir “basta”.

The Primate Press: 1/Primer español fue ruso: sus restos aparecieron en Burgos y aseguran que llegó del Cáucaso hace 1 millón de años (glup) 2/Científicos californianos crean riñón automatizado y portátil (pende del cinturón, como un celular) 3/Japón se pasa: lanzan robot que recorre oficinas de noche y echa a quienes “por adictos” (sic) hacen horas de más. 4/ “¿Dónde estás cuando no estás? Donde estés” (de una copla anónima) 5/El planetita donde usted parla, come, labora y pernocta pesa 5.972 trillones de toneladas (no dude de la cifra: en la Tierra todo se sabe) 6/ En Teruel (España) descubren la telaraña más antigua del mundo: tiene 110 millones de años y tres insectos atrapados (avispa, escarabajo y mosca)

Somos todo el pasado, somos nuestra sangre, somos la gente que hemos visto morir, somos los libros que nos han mejorado, somos gratamente los otros” (Jorge Luis Borges)

4 comentarios en “Semana 29 de 2008

  1. Como reza el proverbio chino “Buena suerte, mala suerte quien sabe.”

    De repente reluce lo que hace no mucho parecía barro…

    Temo que el “ciudadano” retorne a su sillón con la sensación en el paladar de “tarea cumplida”. ¿Es acaso distinto este triunfo que el inverso?

    Porque la ley salió como indicaba la razón, ¿quiere decir que el Honorable Congreso ahora es pulcro?

    Amigo mío, creo que estamos asistiendo a una nueva homofagia peronista, convalidada como siempre por un “honesto” radical.

    Dios nos dé coraje para sentarnos a un costado y sentido del humor para poder concluir “¿ha visto usted una catástrofe más esplendorosa?”

    Le mando un abrazo.

  2. No todas las gentes que asistimos a Congreso el martes fuimos a la carta, Esteban. Bonaerenses sí, arriados no tanto.

    Y a Néstor acaso no le quepan las acepciones castellanas de bizarro (barbado no es, sino imberbe; valiente lo creo, aunque no se debe confundir valentía con inconsciencia) aunque bien le calce la inglesa (extraño, como habrás querido decir). Cosas de la verba.

    Abrazos.

  3. Esteban: me pareció genial el ultimo comentario en La Nación sección Enfoques del domingo 20-7, y particularmente esa frase «no aumentes tu destino», breve y de un logro sin par aplicable a los Kirchner y agrego: que desafortunado somos los ciudadanos de nuestro país con este gobierno, la sinrazón nos manda y vamos por un camino equivocado., no?. Cordial saludo de un fiel lector.
    Felipe Reggiardo de Victoria (E. Ríos)

Deja un comentario